Mano dura contra los “daigou” en China, nuevas políticas de comercio electrónico transfronterizo

Posted by Reading Time: 5 minutes

Por Frank Ka-Ho Wong
Traductor Lorena Miera Ruiz

China's crackdown on daigou

La mano dura de China contra los daigou es parte de las acciones para fortalecer las regulaciones sobre el comercio electrónico y mejorar el control del sector en rápida expansión.

El comercio electrónico transfronterizo en China ha crecido de manera constante en los últimos años, debido a la fuerte demanda de los consumidores de marcas de lujo y productos de alta calidad extranjeros.

Una cantidad significativa de estas compras se realiza a través del canal gris conocido en chino como daigou, que se puede traducir literalmente como “comprar en nombre de”, la práctica del daigou se refiere a una relación de consumidor a consumidor (C2C), con intermediarios que compran productos en el extranjero para consumidores chinos por una tarifa.

iiMedia Research, una consultora del mercado chino expone que el comercio electrónico transfronterizo de China generó 7,6 billones RMB (1,1 billones USD) en ventas sólo en el año pasado. Para 2020, la firma de investigación de mercado eMarketer proyecta que una cuarta parte de la población china comprará productos en el extranjero en línea a través de sitios web de comercio electrónico transfronterizos.

Dado este rápido crecimiento y la falta de regulación, el gobierno chino ha empezao a implementar políticas para poner el comercio electrónico transfronterizo bajo controles más estrictos al tiempo que promueve su crecimiento.

Acciones contra los daigou

Desde el 1 de enero de 2019, los comerciantes que practican el daigou están obligados a registrarse y pagar impuestos. La nueva ley les obliga a obtener licencias y registrarse de forma oficial como empresas. De lo contrario, estarán sujetos a multas de hasta 2 millones RMB (291.620 USD) por negocios ilegales y evasión de impuestos.

Según los informes, las aduanas chinas han duplicado sus inspecciones de los daigou en aeropuertos, e incluso han encarcelado a algunos por evasión de impuestos.

Al caer fuertemente sobre los daigou, el gobierno chino pretende recaudar más impuestos de las importaciones de comercio electrónico transfronterizas. En el pasado, la mayoría de los daigou declaraban sus importaciones como artículos personales para evitar impuestos.

Se estima que la práctica de daigou está valorada en decenas de miles de millones de dólares al año, lo que significa que las autoridades pierden enormes cantidades en sus ingresos fiscales como causa de este tipo de transacciones.

Los minoristas extranjeros también se beneficiarán de la mano dura en China contra los daigou. Pues antes las compras a través de los daigou ayudaban a los consumidores a ahorrar en impuestos de importación, lo que les daba una ventaja sobre los minoristas electrónicos tradicionales.

Con estas nuevas normativas, las compras a través de los daigou serán más caras, lo que significa que los productos vendidos por minoristas extranjeros serán más competitivos para los consumidores chinos.

Nuevas políticas de comercio electrónico transfronterizo

A finales de noviembre, el Consejo de Estado promulgó nuevas políticas para promover el comercio electrónico transfronterizo, que entraron en vigencia el 1 de enero de 2019.

De acuerdo con las nuevas políticas, el Ministerio de Finanzas chino incluirá 63 nuevas categorías de productos a la lista de productos que están libres de impuestos cuando se compran a través de plataformas de comercio electrónico transfronterizas, incluidos productos de consumo populares como electrónicos, pequeños electrodomésticos, alimentos y productos para el cuidado personal y la salud.

Con las nuevas políticas, la lista de productos de comercio electrónico transfronterizos libres de impuestos cubre ya 1.321 artículos en total. Además, la cuota para transacciones individuales libres de impuestos aumentará en un 150%, de 2.000 RMB (291,62 USD) a 5.000 RMB (729,05 USD), por lo que los consumidores que compren productos de alto valor se beneficiarán del límite superior más alto en transacciones únicas.

China también expandirá la cuota anual de los consumidores individuales en el comercio electrónico transfronterizo a 26.000 RMB (3.791,06 USD), un aumento de los 20.000 RMB (2.916,20 USD) anteriores. El ministerio seguirá aumentando la cuota anual a medida que los ingresos vayan creciendo.

China también extenderá las zonas piloto de comercio electrónico transfronterizo a 22 ciudades más, incluidas Beijing, Nanjing y Shenyang, con lo que el total será de 35 ciudades. Las empresas de comercio electrónico transfronterizas se beneficiarán de procedimientos aduaneros más fáciles en estas zonas y políticas de promoción de este tipo de comercio.

Implicaciones para la industria del comercio electrónico chino

Es probable que la mano dura china contra los daigou tenga un impacto significativo en el consumo total de comercio electrónico transfronterizo.

Las nuevas iniciativas políticas solo sirven para reducir la brecha fiscal entre las plataformas transfronterizas y los daigou, lo que hace que la diferencia en los precios entre los productos importados a través de las plataformas de comercio electrónico transfronterizo y los daigou sea insignificante.

Las plataformas de comercio electrónico transfronterizas son los principales beneficiarios de las nuevas políticas de China. Los consumidores chinos mantienen la alta demanda de bienes importados que no se pueden encontrar en el mercado interno. Las nuevas medidas contra los daigou desviarán este consumo hacia canales legítimos, como Tmall Global de Alibaba y Kaola de NetEase. A largo plazo, estas medidas ampliarán la escala y el alcance de las plataformas de comercio electrónico chinas.

Los consumidores en China también se beneficiarán de la credibilidad y autenticidad de los minoristas y sus productos en las plataformas de comercio electrónico transfronterizas debido a una gestión más estricta, en comparación con los vendedores de daigou.

Los minoristas extranjeros también pueden dar la bienvenida al impulso de China para regular el daigou. Puesto que los productos vendidos vía daigou por lo general evaden los impuestos sobre la importación, lo que los posiciona con ventajas competitivas sobre los vendedores legítimos que pagan impuestos sobre sus productos. Dado el impulso del comercio en línea por parte de importantes minoristas extranjeros como Sainsbury y Walmart, la transparencia que aporta esta regulación es un avance muy positivo.

Por su parte, los daigou adoptarán una actitud de “esperar y ver” las nuevas políticas de comercio electrónico chinas. Probablemente, la mayoría se tomará un descanso de las actividades de daigou a corto plazo y verán si las autoridades implementan y mantienen la implementación de las nuevas políticas.

En combinación con la nueva Ley sobre comercio electrónico, que también entró en vigor el 1 de enero, China pretende mejorar la supervisión y regulación de su mercado de comercio electrónico.

Los que venden a través de canales de comercio electrónico transfronterizos legítimos en China se beneficiarán de políticas preferenciales ampliadas y apoyo contra la competencia desleal y los falsificadores que operan en áreas grises de la legislación.


Dezan Shira & Associates

Con décadas de experiencia operando en el continente asiático, los especialistas de Dezan Shira y Asociados se encuentran bien posicionados para ayudar a las compañías de habla hispana a superar los obstáculos encontrados y lograr el éxito empresarial no sólo en China, sino en el resto de la región, a través de nuestro Spanish Desk. Para obtener más información, por favor contáctenos en la siguiente dirección: spanishdesk@dezshira.com