Errores habituales respecto al IVA por parte de los inversores extranjeros en China

Posted by Reading Time: 5 minutes

Por Sabrina Zhang

El IVA en China es una tasa fundamental y responsable de más de la mitad de los ingresos por impuestos de la Hacienda China. Su relevancia en términos que afecten a la inversión extranjera – especialmente las PYMEs – no puede subestimarse, y el asunto necesita ser abordado con prioridad al establecimiento de la empresa y sus operaciones.

Si las complejidades del IVA no son claramente comprendidas, o son desatendidas, el inversor puede encontrarse desorientado en el momento de calcular la cantidad requerida de capital registrado o verse incapaz de reclamar el IVA de sus exportaciones.

En este artículo examinamos algunos de los errores más habituales cometidos por los inversores extranjeros a la hora de comprender el funcionamiento del IVA en China:

Las cantidades pequeñas de capital registrado gozan de descuento en el IVA por exportaciones

Mucha gente está al tanto de que la cantidad mínima de capital registrado para establecerse como empresa comerciante, importadora-exportadora o de producción en China ha sido reducido, a cantidades entorno a 100,000RMB (cerca de 15,000 dólares) o incluso menos.

Lo que es menos conocido comunmente es que adherirse a la cantidad de “capital mínimo registrado” puede causar serios problemas a la hora de solicitar el estatus que reconoce como pagador de caracter general del IVA. Los beneficios de ser reconocido como tal implican que el pagador de IVA tiene el derecho de emitir recibos de IVA a sus clientes, lo cual les permite deducir dicho IVA de las compras cuando tributan IVA por las ventas. Sin esto es imposible reclamar la devolución del IVA por exportaciones.

Para los negocios extranjeros registrados en China (normalmente en forma de FICE o WFOE) que trabajan con clientes que necesitan recibos del IVA – tales como productores industriales – normalmente necesitarán el estatus de pagador general del IVA. Si la empresa solo se dedica al comercio de productos de consumo a clientes individuales, esto probablemente no será necesario.

La Administración Estatal de la Hacienda China ha aclarado este punto estipulando que si las ventas anuales de los pagadores del IVA superan el nivel fijado por el Ministerio de Finanzas para contribuyentes a pequeña escala, deberían solicitar a las autoridades tributarias la calificación de contribuyente general. Este umbral se ha situado en un límite de ventas anual de 500,00RMB (entorno a 73,500 dólares) para empresas dedicadas a la producción de bienes o a la provisión de servicios imponibles y 800,000RMB (entorno a 118,000 dólares) para empresas dedicadas a venta al por mayor o a minoristas.

Las autoridades tributarias de China aprobarán la calificación de contribuyente general a aquellos que tengan un lugar fijo de producción o de operaciones, cumplan con las regulaciones nacionales de contabilidad y puedan proporcionar registros completos y exactos sobre sus impuestos. También debería señalarse que a lo largo del pasado año, las autoridades han sido poco severas al otorgar la consideración de contribuyente general del IVA a compañías que ni siquiera se aproximan a los requisitos mencionados previamente

Los documentos necesarios para solicitar la calificación de contribuyente general del IVA son los siguientes:

  • Solicitud por escrito
  • Contrato establecido y contrato de alquiler de la propiedad
  • Certificación como contribuyente de carácter general
  • Datos del representante legal, personal contable y certificado de contabilidad
  • Fotografía de la persona que solicita el recibo
  • Confirmación temporal/formal como contribuyente de carácter general
  • Otros documentos relevantes y la información que pueda requerir la autoridad tributaria local
  • Informe financiero anual

Como todas las empresas de inversión extranjera (FICE) están dedicadas al comercio, normalmente una FICE necesitará solicitar ser reconocida como contribuyente general del IVA con el objeto de deducir el IVA soportado. Determinadas WFOE dedicadas al comercio también deberán contemplar esta figura. Si no se presta atención al detalle en este punto, especialmente cuando se negocia con agentes y consultores sin experiencia en impuestos, puede acarrear problemas de liquidez a la compañía.

De este modo, el otorgamiento del estatus de contribuyente general del IVA necesita ser tratado con carácter previo al establecimiento de la empresa y las implicaciones financieras de este punto debén ser plenamente comprendidas. El tema del IVA debe tenerse en cuenta anteriormente al establecimiento y esto requiere atención especial durante el proceso de creación de la empresa para conocer si las reclamaciones del IVA se realizarán con éxito al exportar bienes antes de dar comienzo a la actividad de la empresa.

Matices importantes sobre el IVA que a menudo no son tenidos en cuenta
Tratamiento del impuesto
Existen numerosos equívocos en lo concerniente a la exención del IVA en las exportaciones. Si la tasa de devolución es inferior a la tasa impositiva, la compañía deberá soportar el coste adicional de IVA al exportar.

La tasa de IVA para contribuyentes de tipo general es habitualmente del 17%, o del 13% para algunos bienes.

Para aquellos contribuyentes que negocien con bienes o proporcionen servicios gravables con diferentes tasas impositivas, las cantidades en ventas serán contabilizadas por separado según las diferentes tasas impositivas. Es por tanto importante mantener registros minuciosos para diferenciarlas posteriormente. Si no se hace esto, la oficina de hacienda aplicará la tasa más elevada.

El IVA se calcula de la siguiente manera:

Contribuyentes de carácter general
El IVA a pagar será el obtenido a partir de compensar el IVA repercutido durante ese período deduciéndole el IVA soportado durante el mismo período. La fórmula requerida:

IVA a pagar = IVA repercutido – IVA soportado

El IVA repercutido se calcula basándose en el valor de las ventas del contribuyente, siendo esta la fórmula IVA repercutido = A x B, donde A = valor de las ventas y B = tasa impositiva.

Contribuyentes del IVA a pequeña escala
Como mencionamos anteriormente, el umbral de ventas para contribuyentes a pequeña escala es 500,000RMB para empresas relacionadas principalmente con la producción de bienes o la provisión de servicios susceptibles de imposición; 800,000RMB para aquellas dedicadas a la venta al por mayor o minorista de bienes (cantidad reducida en 2009 de 1 millón de RMB y 1,8 millones respectivamente) . Unidades no empresariales y entidades que normalmente no realizan actividades susceptibles de imposición tienen la opción ya estén o no tributando como contribuyentes de pequeña escala mientras los contribuyentes particulares (personas naturales) con un retorno por sus actividades que exceda el umbral podrían continuar tributando como contribuyentes de pequeña escala. La actual tasa de IVA para contribuyentes a pequeña escala es del 3%  . Dichos contribuyentes no pueden deducir el IVA soportado, por lo que la fórmula en su caso será la siguiente:

IVA a pagar = valor de las ventas × tasa impositiva (3%)

Para la venta de bienes o servicios susceptibles de imposición, el IVA tendrá fecha del momento en que la suma de las ventas sea recibida, o se obtenga evidencia documental del derecho a recoger la suma de las ventas . Para bienes importados, tendrá fecha de la declaración de la realización de dicha importación. El IVA sobre bienes importados es recaudado por la Oficina de Aduana de China en nombre de las autoridades tributarias.  El IVA sobre artículos para uso personal comprados o enviados por correo a China por particulares es cargado al momento en Aduana.

Requerimiento de depósitos por adelantado en Aduana
A menudo escuchamos la siguiente presunción totalmente equivocada: “No existe IVA o tasa aduanera sobre materias primas importadas empleadas para producir bienes localmente si estos son finalmente exportados en un 100%. ” Es incorrecto. De hecho, las empresas de capital extranjero de reciente creación están obligadas a realizar un depósito por impuestos ante la Administración aduanera en concepto de IVA (entorno al 17%)  y afrontar tasas sobre la importación inicial, generalmente durante un período de seis meses. Esta cantidad debería considerarse dentro del capital registrado requerido para el negocio.  En cualquier caso, muchos nuevos inversores no tienen esto en cuenta inicialmente como capital requerido para considerarlo parte del capital registrado, dejándoles esto con escasez de efectivo más adelante. Esto puede ser frustrante primero debido a que las necesidades financieras del negocio han sido subestimadas y también porque la escasez de efectivo acarreará problemas operativos y presión.

Estos problemas pueden superarse, pero requieren tiempo y labor administrativa.  Se debe prestar por tanto atención al mínimo detalle antes de arrancar la empresa para asegurarse de que se ha prestado atención a este punto.  Si el negocio ha sido ya establecido, es aún posible solucionar la situación, en cualquier caso será necesario solicitar el estatus de contribuyente a pequeña escala del IVA y posterior aprobación.

Si no se lleva a cabo dicho proceso, no serán permitidas devoluciones del IVA.

Sabrina Zhang es la socia especializada en impuestos a nivel nacional de  Dezan Shira & Associates, es posible contactar con ella para obtener asesoramiento acerca del IVA, estructura impositiva y reclamación del IVA en China en la siguiente dirección: E-mail: tax@dezshira.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *